Archive for Diciembre, 2016

The New Raemon & McEnroe, ‘Lluvia y truenos’


28 Dic

the_new_raemon_lluvia_y_truenos___con_mcenroe-portadaNo suelen ser habituales los discos en los que se juntan dos artistas y, en algunas ocasiones, los resultados no alcanzan las expectativas generadas. No es el caso que nos ocupa, el trabajo Lluvia y truenos que ha unido a Ramón Rodríguez (The New Raemon) y Ricardo Lezón (McEnroe), dos músicos de personalidad muy acentuada que se expresan a través de sus dos reconocidos proyectos. Por un lado, Rodríguez lleva casi una década al frente de The New Raemon, publicando sin cesar discos y EPs, siendo el último el muy recomendable Oh! Rompehielos (2015), además de haber colaborado también en otros proyectos con María Rodés o Francisco Nixon, entre otros. Por su parte, Lezón encabeza McEnroe que llevan una trayectoria menos visible pero igual de destacada en el indie nacional, habiendo publicado en 2015 su disco Rugen las flores. Bajo la producción de Raúl Pérez llega este disco conjunto bajo el título de Lluvia y truenos, un disco de doce temas en el que los dos se reparten las canciones de manera intercalada, las impares para el primero y las pares para el segundo. Un trabajo que se degusta a fuego lento, que va entrando con las escuchas hasta atraparte con canciones bañadas de nostalgia y melancolía, como esa foto de la portada tan inspiradora, y que en primer lugar te va conquistando con la voz de Rodríguez pero que, con el tiempo, Lezón complementa con gran profundidad.

‘Lluvia y truenos’ da comienzo al disco, un medio tiempo melancólico que te atrapa desde la primera escucha, con esa guitarra acústica y con un cierto toque campestre. En ‘La carta’ ahondan en ese punto pero la voz de Lezón también destaca, con una letra caústica y un tono épico al final que la convierte en una de las mejores canciones del disco. En ‘Montañas’ hay un toque de oscuridad, ese órgano de fondo es una de sus grandes aportaciones, y nos encanta ese verso de ‘basta un cretino para ponerte los pelos de punta’, que suscribimos. En ‘Malasombra’ hay más fuerza, un tema duro e intenso en su letra, que mantiene el alto nivel del comienzo del disco. En cuanto a ‘Fantasía heroica’, la monotonía del su inicio da lugar a una mayor fortaleza a medida que avanza la canción al incorporar esos riffs de guitarra, mientras que ‘Barcos’ aparece de forma minimalista para luego convencer de nuevo gracias a la intensidad que le aporta Lezón, con otra letra a la que prestar atención.

‘Cuadratura del círculo’ tiende más al Pop, igual está menos conseguida, y esa misma senda sigue por la muy ochentera ‘Gracia’, que gana con las guitarras del final. El nivel se eleva de nuevo con ‘Espantapájaros’, un tema con un toque muy crítico y donde Rodríguez se sale, destacando cómo quedan empastadas unas guitarras de furia. ‘Por fin los ciervos’ ahonda en la melancolía propia del disco y ‘Pódznychev’ es un tema muy oscuro e intenso con esas guitarras distorsionadas, con otra letra dura. Finaliza el disco con la diferente ‘Cristo de los Faroles’, un tema que apacigua y que también te gana desde la primera escucha.

Relevante este Lluvia y truenos, un trabajo firmado por The New Raemon y McEnroe que nos va ganando cada vez que lo vamos degustando, un trabajo que nos muestra a unos compositores y músicos en un gran estado de forma.

15 canciones de 2016 (Del 5 al 1)


26 Dic

Y ya está aquí el Top 5 de Los Restos del Concierto en este 2016 que se cierra. Cinco temas que se corresponden a dos de nuestros artistas nacionales favoritos, y en uno de los casos hubo muchas dudas para poder elegir un tema; para la banda norteamericana que más ha crecido en los últimos años, con clase y elegancia; para un retorno que se ha colado por sorpresa en casi lo más alto; y para la revelación del año que, casi unánimente para los dos integrantes de este blog, ha sido el tema del año, en este caso no hubo dudas.

5. Dawes, ‘One Of Us’

Llegaba en este 2016 un nuevo disco de Dawes con el que, después de las constantes alegrías que nos proporcionaron sus cuatro trabajos anteriores, agitaban ligeramente las bases de su música y la aproximaban al pop sin abandonar la tradición de su sonido. Ayudados por Blake Mills, antiguo colaborador y actual productor en boga, se dotaban de ritmo y modernidad y entregaban diez canciones bellas y vitales desde cuya apertura dejaban bien claro por donde iban a dirigirse los tiros; ‘One Of Us’ es una invitación al movimiento desde una sencilla y original base rítmica que, cargada de emociones positivas, daba paso a una muestra de talentos desconocidos de estos californianos que no consiguen desprenderse de su permanente estado de gracia. Javier Castro Senosiain

4. Love of Lesbian, ‘Los males pasajeros’

Nuevo disco de Love of Lesbian y todos los focos sobre ellos. A estas alturas, Love of Lesbian compiten contra sí mismos y contra el recuerdo de sus trabajos anteriores. Pero Love of Lesbian deciden siempre afrontar los retos y no se quedan atrás. Dan un giro, dejan de lado en gran medida su lado gamberro y se lanzan con un más introspectivo El poeta Halley, disco de digestión más lenta, que precisa más escuchas, que cuenta con algún valle, pero que no deja indiferente. Más difícil de captar sus Hits coreables para el público, no dejan de aparecer grandísimas canciones con esas letras que te llegan muy dentro. Son unos clásicos en lo mejor de nuestro año cada vez que sacan disco, y no podía ser otra manera en este 2016. ‘Los males pasajeros’ es nuestra elección, una canción que va subiendo y subiendo…’se irán, huirán, fluirán, caerán’. Siempre Love of Lesbian. Sergio Andrés Cabello

3. Quique González, ‘Orquídeas’

Acompañado de su nueva banda “Los Detectives”, el más insigne trovador eléctrico de nuestro país entregaba otra selecta colección de historias cotidianas cargadas de emoción y sinceridad y arregladas por otro ilustre de nuestro rock como es Ricky Falkner. Nuevas y variadas muestras de su sensible universo en este Me mata si me necesitas, que incluía joyas como ‘Charo’ o ‘La casa de mis padres’ con las que volvía a acertar de pleno en el corazón, y con letras tan cercanas como las de este maravilloso ‘Orquídeas’ interpretado con comedida emoción y sin excesivos arreglos que crece hasta un maravilloso cierre con el violín al frente, otro temazo que añadir a la mochila ya cargada de pequeños himnos del cantautor madrileño.  Javier Castro Senosiain

2. Teenage Fanclub, ‘The First Sight’

Los escoceses Teenage Fanclub regresaban este 2016 con Here, su primer disco desde el notable Shadows de 2010, siguiendo la periodicidad con la que espacian sus trabajos en las dos últimas décadas. Una de las grandes sensaciones de los 90, con esas melodías que les convirtieron en imbatibles dentro del Power Pop y del denominado ‘Indie’, Teenage Fanclub nunca dejaron de contar con seguidores muy fieles que recibían cada nuevo lanzamiento con ganas. Here no fue una excepción y puede ser catalogado como su mejor trabajo de lo que llevamos del siglo XXI, un disco maravilloso que te conquista desde la primera escucha, unas melodías sensacionales. También difícil quedarse con una canción pero nuestra elección fue para la luminosa ‘The First Sight’ compuesta por Gerard Love, con esa guitarra del inicio y esa trompeta, una letra más críptica pero de significados profundos. Sergio Andrés Cabello

1. Michael Kiwanuka, ‘Love & Hate’

Casi por unanimidad ha alcanzado el liderato esta canción obra de un joven londinense que con apenas dos discos se ha situado en la cabeza del soul de nuevo cuño que tantas alegrías nos da últimamente. Si con el primero Home Again dejaba ver un enorme talento en bruto, ha sido en este Love & Hate en el que ha pulido su sonido (de la mano del genial Danger Mouse) hasta alcanzar unas cotas de emoción y autenticidad que te atrapan de inmediato con canciones que parecen concebidas en otra época. Ensalzado rápidamente por la crítica, ya desde su lanzamiento apuntaba a estar entre lo mejor del año, y sin duda que lo merece por canciones superiores como esta ‘Love & Hate’; guiada desde el inicio por unos coros retro y orquestada con un gusto excelso, la edad dorada del soul se reactiva con fuerza en la voz y la guitarra de Michael Kiwanuka. Javier Castro Senosiain

15 canciones de 2016 (Del 10 al 6)


22 Dic

Proseguimos con la lista de las quince canciones del año para los que conformamos este blog. Y se mantiene el eclecticismo de la primera tanda ya que en la segunda encontramos una banda que alcanza una de las cimas de su carrera, dos veteranos marcados por la tragedia, un artista muy personal que hace su mejor trabajo discográfico y una de las bandas más rompedoras del panorama nacional.

10. Drive-By Truckers, ‘What It Means’

Estaban Drive-By Truckers, una de las mejores bandas de Rock & Roll, deambulando ya por una zona de confort muy clara que se consolidó con su disco de 2014 English Oceans. Patterson Hood y Mike Cooley, cabezas visibles de la formación de Georgia, poseían una carrera muy marcada pero no habían dado el salto de otras bandas como Wilco, por ejemplo. Puede que sean demasiado localistas para un tipo de público, identificados con la etiqueta de ‘Southern Rock’. Pero en 2016 nos presentaron el fantástico American Band, un trabajo duro y directo (y valiente, muy valiente), totalmente político en sus letras, comprometiéndose ante la situación que vive su país, siendo para mí uno de los discos del año. Y, entre todos sus temas, destaca este ‘What It Means’, un medio tiempo en el que Hood se lanza a cantar sobre el racismo institucionalizado y con versos tan potentes y explícitos como ‘I mean Barack Obama won, And you can choose where to eat, But you don’t see too many white kids, Lying bleeding on the street’. Casi nada…Sergio Andrés Cabello

9. Coque Malla, ‘Me dejó marchar’

Coque Malla hace mucho tiempo que tiene una carrera consolidada y de mucha personalidad. Aunque mucha gente lo sigue identificando con Los Ronaldos, su evolución ha sido otros derroteros. A comienzos de año, Coque Malla sacó un disco tremendo, para mí la cima de esa carrera que comentábamos, titulado El último hombre en la tierra. En el mismo, un Malla introspectivo e intenso, se marcaba unos temas maravillosos, muy melancólicos, y con unas letras muy bien construidas. Había muchas para en seleccionar, por aquí también asomaron ‘Pétalos, sonrisas y desastres’ o la deliciosa ‘Cachorro de león’, pero no hubo dudas en que el tema tenía que ser la imbatible ‘Me dejó marchar’ que no ha dejado de ponernos la carne de gallina a lo largo de 2016. Sergio Andrés Cabello

8. David Bowie, ‘I Can´t Give Everything Away’

El 10 de enero de este año David Bowie lanzaba Blackstar, su vigésimo quinto álbum de estudio. Dos días después fallecía. Pero por encima de las circunstancias que lo rodearon, este álbum es una obra enorme, total, que trasciende unas canciones sin desperdicio para convertirse en un concepto que habrá de perdurar por encima de modas. Es difícil destacar una canción sobre el resto (‘Lazarus’, ‘Blackstar’…), pero más injusto sería no incluir alguna de ellas entre lo mejor del año, por lo que optamos por el magistral séptimo y último corte, ‘I Can’t Give Everything Away’, la más serena y bella del disco, a la vez que dramática, que más allá de posibles interpretaciones, combina la inconfundible personalidad vocal y musical de Bowie con los elementos de jazz que caracterizan este último trabajo, un broche genial a una carrera irrepetible. Javier Castro Senosiain

7. León Benavente, ‘Habitación 615

Ya consolidados como banda de referencia del indie nacional con apenas dos discos y un EP en el mercado, su potente base rítmica unida a los enérgicos componentes eléctricos y electrónicos, les dotan de un impulso que les hace destacar especialmente en los directos. En concreto en este extenso tema, que cierra su segundo largo, combinan a la perfección las cuerdas y los teclados en un inicio calmado pero rítmico para colindar con el metal en su parte culminante. También brilla la letra de Abraham Boba, enmarcada en una visita de la banda a México D.F., que incluye reflexiones sobre la industria musical y la propia actualidad. Un temazo que engrandece un disco ya grande de por sí. Javier Castro Senosiain

6. Nick Cave & The Bad Seeds, ‘I Need You’

Skeleton Tree es un disco que impacta por su crudeza, un testimonio desnudo del inimaginable dolor que sucede a una tragedia como la pérdida de un hijo. Poblado de versos directos, sus canciones rehuyen la melodía pero igualmente encuentran la belleza en la desnudez y la humanidad de la interpretación de un Cave más vulnerable que nunca. En ‘I Need You’ encontramos todo eso en un grado superior; con el simple acompañamiento del órgano y la percusión, Cave expresa su lamento en una letra valiente y sincera que inevitablemente nos remite a su biografía reciente (‘nothing really matters when the one you love is gone. You’re still in me, baby’). Una de las canciones más estremecedoras que puedo recordar. Javier Castro Senosiain

Los Restos Del Concierto

Porque no todos oímos lo mismo