Arctic Monkeys, «AM»

arctic_monkeys_am_artwork-500x500Quinto disco de estudio en apenas siete años de Arctic Monkeys y Alex Turner y compañía siguen sin bajar su elevado nivel. A estas alturas, los Arctic Monkeys se han convertido en una de las bandas más importantes del rock de la última década. «AM» supone una evolución en todo lo aprendido en las entregas anteriores, pero también aparecen nuevos elementos a tener en cuenta. Por ejemplo, Turner canta más que frasea en numerosas canciones, hay un uso elevado del falsete, y algunos temas cuentan con estribillos más reconocibles. También destaca cómo la sección rítmica, Nick O’Malley al bajo y Matt Helders a la batería, siguen ganando puntos, junto a la guitarra de Jamie Cook.

«AM» tiene un sonido más endurecido, la influencia de Josh Homme es notoria, pero igualmente cuenta con canciones de pop elegante. En esta amalgama de sonidos, entre estos dos extremos, Arctic Monkeys están cimentando su reputación. El disco comienza con «Do I Wanna Know?», todo un trallazo, que se mantiene con «R U Mine». En «One for the Road» cambian el paso hacia el pop más elegante y con «Arabella», una gran canción con solos de guitarra incluidos, vuelven a la senda del principio. «I Want it All» continúa con esa tendencia, predominando un Turner cantando en falsete con un muro guitarrero. «No. 1 Party Anthem», una delicada canción, nos recuerda al pop británico más clásico. «Mad Sounds» también sigue esa dirección, siendo uno de los momentos más relajados de todo el disco.

«Fireside» es más experimental, por momentos se podría decir que juegan un poco con la electrónica. «Why’D You Only Calle Me When You’Re Hig?» es un medio tiempo que va creciendo y endureciéndose, siendo una de las canciones más destacadas de todo el disco. En «Snap Out of It» Turner recuperan el pop británico más tradicional, ese que los emparenta directamente con Scott Walker y compañía, pero incorporando la potencia de su base rítmica, lo que construye otra gran canción. Termina el disco con «Knee Socks», muy hipnótica y con coros de Homme incluidos, y con la más pausada «I Wanna Be Yours».

Arctic Monkeys no dan tregua y siguen haciendo grandes discos y, para parte de la crítica, «AM» es el mejor trabajo de Arctic Monkeys, pero eso merece otro análisis que contemple su carrera en perspectiva. De lo que no hay duda es que «AM» estará entre los mejores discos de 2013.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Antes de enviar el formulario:
Human test by Not Captcha

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.