case/lang/veirs

descargaLlega uno de los discos más bonitos que haya escuchado en lo que va de este año 2016, la unión de tres cantautoras de altura: la imprescindible Neko Case, la veterana y elegante k.d. lang y la más desconocida, pero muy aclamada por la crítica, Laura Veirs. Bajo la firma case/lang/veirs han publicado un disco homónimo que, insisto, es una maravilla. Compuesto por las tres autoras, es un trabajo que te va llevando a lo largo de sus catorce canciones, algunas a gran altura, y sin ningún valle en el mismo en forma de temas que no funcionen. Con un toque acústico preeminente y con un gran presencia de la sección de cuerda, aunque igualmente con temas más eléctricos, y jugando con las voces, en general una de las tres intérpretes suele tomar el protagonismo pero los coros que se van sucediendo y las armonías que generan también te dejan huella.

‘Atomic Number’ es el inicio de un disco que ya te va marcando el camino, una canción sublime, donde las voces de Case, lang y Veirs se van combinando hasta alcanzar un impresionante momento épico en el estribillo, una canción que te pone la carne de gallina y emociona. ‘Honey and Smoke’ tiene un toque clásico, muy elegante en la voz de lang, y a la que igual le sobra algún efecto pero que no deja de ser una gran canción. El nivel se mantiene con la fantástica ‘Song for Judee’, acústica con el contrapunto de las cuerdas y con un estribillo que se queda. Épica resulta ‘Blue Fires’, desde el clasicismo de lang con un punto de oscuridad en su inicio que luego se despeja con los coros y armonías. Eléctrica, incluso con un punto cercano al Pop, y en la línea más de Case, resulta ‘Delirium’, que tiene también un gran estribillo. Más hipnótica y ambiental resulta ‘Greens of June’, que da paso a una de las cimas del disco, ‘Behind the Armony’, una increíble canción acústica, casi desnuda y muy emotiva.

El nivel se mantiene a esa altura con ‘Best Kept Secret’, una canción diferente con esas cuerdas de inicio, más animado y eléctrico, y otro de los momentos destacados de todo el trabajo. Aunque el disco sigue a buena altura, puede que funcionen menos ‘1000 Miles Away’, de nuevo de la mano de lang, y la oscura, aunque acústica, ‘Supermoon’. Pero el final nos depara varias sorpresas. La primera, ‘I Want to be Here’ que suena más Folk, con las voces de las tres, muy minimalista en su inicio y luego crece pero sin perder la esencia. Luego llega ‘Down’, tema más acústico y de cierta oscuridad, melancólico. Y se culmina con dos grandes canciones: ‘Why Do We Fight’, que tiene un inicio en la voz de lang espectacular, con la guitarra acústica y el piano, para ir entrando luego Case y Veirs, y que emociona muchísimo; y ‘Georgia Stars’, una canción más dinámica que tiene de nuevo un comienzo acústico para ir ganando cuerpo.

Uno de los discos de lo que llevamos del año, no me cabe ninguna duda. Neko Case, k.d. lang y Laura Veirs han creado un trabajo de profundísima emoción y de una textura impecable. Yo no me lo perdería.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Antes de enviar el formulario:
Human test by Not Captcha

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.