Dan Auerbach, ‘Waiting On A Song’

22 Jun

Arropado por un amplio y selecto ramillete de músicos de Nashville, ciudad en la que reside y a la que rinde homenaje el rockero de Akron en este álbum, Auerbach se apea del pedestal de The Black Keys y recupera su actividad en solitario en un tono muy diferente al que la inauguró hace diez años con el fantástico ‘Keep It Heed’. Lejos de la introspección y crudeza de aquel disco, en esta ocasión se divierte creando unas canciones de claras influencias soul, country o R&B en las que resuenan maestros como The Jacksons o Roy Orbison que, en manos de tan ilustres músicos de la actual escena de Nashville, suenan fantásticamente.

Grabado en su nuevo estudio Easy Eye, el disco contiene unos magníficos arreglos y sus canciones, aparentemente alejadas de toda pretensión, suponen también por ello un entretenimiento de primera calidad. Casi todo el disco ha sido coescrito por Auerbach junto a Pat McLaughlin y David Ferguson, y a ellos hay que añadir intervenciones de primer orden como las de John Prine, Mark Knopfler, Duane Eddy, el teclista Bobby Wood o el bajista Dave Roe entre otros que han participado en lo que debe de haber sido la fiesta de su grabación.

De inicio recupera el libreto del soul en Waiting On A Song, con magnífica línea de bajo y ligeros reminiscencias country, después lo hace con el R&B y le inyecta algo de vitalidad en Malibu Man. El ritmo y la fiesta crecen en Livin’ In Sin y Shine On Me, variadas celebraciones de guitarras, a las que sigue una pequeña pausa con King Of A One Horse Town, de bonitas cuerdas y que puede recordar a los últimos Black Keys, y la preciosa e íntima Never In My Wildest Dreams. Más percusiva y bailable Cherrybomb reactiva el ritmo mientras Stand By My Girl aporta luz a partir de una preciosa sección de vientos. Y para terminar, la bella orquestación a Undertow y unos preciosos arreglos de guitarra y cuerdas a la positiva Show Me.

Ya sabíamos que Auerbach es un alumno aventajado en esto del rock y el pop y vuelve a demostrar que absorve como pocos las enseñanzas de los más veteranos y extrae sus canciones directamente de las épocas más gloriosas de cada género. Con este delicioso homenaje rinde tributo a esos maestros en forma de meritorias piezas de manual y, sin inventar nada, cumple a la perfección con la principal aspiración de divertir.

[embedyt] http://www.youtube.com/watch?v=pDoufWQns1c[/embedyt]

Leave a Reply

Antes de enviar el formulario:
Human test by Not Captcha

Losrestosdelconcierto