Derby Motoreta’s Burrito Kachimba, «Derby Motoreta’s Burrito Kachimba»

El MUWI regresa con su cuarta edición y lo hace con un cartel de nuevo ecléctico pero más centrado en lo que podríamos considerar «indie pop». Nombres consagrados como Iván Ferreiro, Delafé, Hidrogenesse, entre otros, compartirán escenario con los emergentes Viva Suecia, el siempre interesante Ángel Stanich, la apuesta por nuevos sonidos de Aurora & The Betrayers, Rusos Blancos y sin olvidar la presencia de Miqui Puig. Una de las propuestas más interesantes del cartel la encontramos para el sábado 31 de agosto con la presencia del sexteto sevillano Derby Motoreta’s Burrito Kachimba (DMBK), que ya llaman la atención desde el mismo nombre. A los DMBK se les puede catalogar en esa tradición del Rock andaluz que entronca las raíces flamencas con la psicodelia, el año pasado fue el de Rufus T. Firefly, y el Rock progresivo de los que fueron exponentes máximos Triana y que, con matices, igualmente hay conexiones con el lado más progresivo de elbicho. También puede emparentarse con Exquirla, el disco conjunto entre Niño de Elche y Toundra, aunque en los DMBK pesa más el componente progresivo que el flamenco. DMBK aciertan en su disco de debut homónimo que no deja para nada indiferente. Al contrario, tiene un componente adictivo que te hace volver al disco continuamente y que, ante la oportunidad ofrecida en MUWI, ver cómo son capaces de llevar esta propuesta en directo. Pero, primero vamos con este disco que, sin duda alguna, ha sido una de las sorpresas de la temporada.

El comienzo es «KBMD», un anuncio progresivo, una inquietante voz distorsionada que enlazará a una batería poderosa y a un órgano en primer plano que constituyen la estructura de «The New Gizz» con la voz aflamencada de Dandy Piranha lanzándose a través de una letra igualmente enrevesada que culmina con un sonido arabizante. El nivel sigue con «Aliento de dragón», otra de las canciones grandes del disco, para una canción de carácter más rockero con toques psicodélicos con un comienzo hipnótico. En «Somniun Igni (Part I)» apuestan por la vertiente más flamenca claramente, comienza a partir de una letanía que luego va creciendo.

La segunda parte se inicia con «El salto del gitano», una canción en la que aceleran y en la que el sonido es más setentero, es una de las canciones que más remiten a Triana. En esa misma línea se apunta «Grecas», aunque desciende un poco el nivel con respecto a las anteriores canciones, las guitarras se imponen así como el carácter progresivo. En «Samrkanda» mezclan esta vertiente con ciertos toques orientalistas, el órgano es el protagonista y la canción se va acelerando mientras va avanzando. Con «La piedra de Sharon» cierran sin salirse de la línea de la segunda parte del disco, aunque de forma contundente.

Disco potente y poderoso el debut de DMBK, un disco que se hace corto eso sí pero que te atrapa. Veremos de lo que son capaces en MUWI, no cabe duda que llevar esta propuesta a los escenarios implica tenerlo todo muy medido. Las expectativas son altas, muy altas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Antes de enviar el formulario:
Human test by Not Captcha

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.