Eels, «The Cautionary Tales of Mark Oliver Everett»

eels-the-cautionary-takes-of-mark-oliver-everett

Ya desde el inicio de su última trilogía, allá por 2009, EELS parecían haber hayado acomodo definitivo en la tradición americana dejando atrás la experimentación constante de sus excelentes primeros trabajos. En Wonderful, Glorious aún pudimos apreciar una mínima agitación de esas influencias clásicas que dieron como resultado su disco más variado del período al que me refiero. Con estos antecedentes, y con la confirmación de su título más personalista, cabía esperar un trabajo como el que acaban de lanzar Mark Oliver Everett y compañía, el más intimista sin duda de su carrera y también el menos sorprendente.

El bueno de E parece haber tirado de oficio para ofrecernos otra serie de confesiones de amor y desamor, de vida y de muerte, formada por algunas canciones excelentes y otras más indicadas para su habitual ejercicio de generosidad creativa en forma de bonus disc. No hay rastro de su conocida ironía aunque sí se entrevé un optimismo poco habitual en sus letras; por su parte en varias melodías resuenan ecos de composiciones propias anteriores.

El disco se abre con un bonito instrumental que da paso a las solitarias voz y guitarra acústica de Parallels, ya en Lockdown Hurricane aparecen similitudes con algunos de sus discos anteriores al igual que en temas como Kindred Spirit o Answers. En Agatha Chang baja de inicio las revoluciones de su guitarra para revestirla en la parte final de una suave instrumentación. A Swallow in the Sun crece hasta convertirse en lo mejor del disco junto al clásico y soleado single Mistakes of My Youth. En Where I´m From se acelera ligeramente el ritmo para recuperar la calma con la caja de música de Series of Misunderstandings en lo que parece un largo tema de transición. Hay sitio para los inevitables y más que evidentes ecos de Tom Waits en Gentlemen´s Choice antes de la reverberante recitación dramatizada por la música de Dead Reckoning. El disco lo cierran los emotivos vientos que van apareciendo en Where I´m Going.

EELS ya se renovaron muchas veces con éxito hasta hacer de la reinvención una de las señas de identidad que les proporcionaron el prestigio del que gozan hoy; en esta ocasión conservan sus coordenadas sonoras más características resultado de la madurez alcanzada tiempo atrás y no sorprenden con un disco que contiene algunas bellas canciones que no habrían desmerecido en sus últimos trabajos pero que reunidas conforman una obra inferior a lo que nos tienen acostumbrados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Antes de enviar el formulario:
Human test by Not Captcha

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.