Julián Maeso, «One Way Ticket To Saturn»

julian_maeso_one_way_ticket_to_saturn-portadaJulián Maeso ha estrenado su segundo trabajo, «One Way Ticket To Saturn», tras «Dreams Are Gone» (2012), y logra de nuevo un disco reconocido por la crítica y de una alta calidad. Maeso formaba parte de los extintos The Sunday Drivers, un grupo que no tuvo una fortuna a la altura de su talento, y a los que dedicaremos en breve un post. Virtuoso instrumentista, especialmente con el Hammond, también ha formado parte como músico en giras de M-Clan o Quique González. «One Way Ticket To Saturn» es otro de esos discos que se cuela y que crece con las escuchas, y que nos muestra a un Maeso y a su banda en estado de gracia, transitando por sonidos que nos remiten a las décadas más gloriosas de la música negra, sin olvidar otras influencias. Un disco con muchos matices y que no deja indiferente.

Ya el comienzo, «I Must Have Been Dreaming», es un pelotazo soul, con algún toque funk, y con el Hammond a todo trapo, junto con esos coros femeninos finales. «Leave In A Time» tiene ciertos ribetes western y country, como lo demuestra el primer plano que ocupa el Pedal Steel. La traca no cesa con «Someday Maybe Someday», uno de los temas más potentes del disco, de nuevo muy soul y funk. Con «We Can’t Keep On Waiting for», Maeso pone la pausa, escorándose hacia ritmos más jazzísticos, mientras que la más compleja «Good Times To Come» va ascendiendo.

«What About San John?» es lo más pop del disco, pero Julián Maeso se ha dejado parte de lo mejor para el final. Primero, «Through An Early Honeymoon», un tema que comienza suavemente y que alcanza su cenit en sus estribillos. En segundo lugar, «One Way Ticket To Saturn», donde colabora Ken Stringfellow (The Posies), para nosotros la mejor canción del disco, que supera los siete minutos y que es un resumen de lo que Maeso nos ofrece, con unos coros salidos de los 70. Y, finalmente, la tremenda versión de «A Change Is Gonna Come» de Sam Cooke para finalizar la fiesta.

Nos pasa con muchos discos españoles, gente que hace propuestas diferentes, y que seguramente no alcanzarán el reconocimiento que merecen, por el panorama musical nacional que tenemos. El caso de «One Way Ticket To Saturn» de Julián Maeso es uno de ellos, un trabajo brillante, un músico y compositor en estado de gracia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Antes de enviar el formulario:
Human test by Not Captcha

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.