La melancolía de Glen Hansard

18 Feb

índiceTeníamos ganas en este blog de hablar de Glen Hansard, un hombre que tiene una historia más que curiosa e interesante, y una muy buena colección de canciones. Para la grandísima mayoría, el bueno de Glen es un absoluto desconocido, pero su trayectoria merece una revisión y una reivindicación. Hansard tuvo su momento de gloria en febrero de 2008, cuando ganó junto a Marketá Irglová el Óscar a la «Mejor Canción Original» por la tremenda canción «Falling Slowly» de la película «Once». Pero, ¿qué película era «Once»? y ¿quién era Glen Hansard? Luego regresaremos a «Once», pero Glen era un músico irlandés prácticamente desconocido, líder de un grupo llamado The Frames y que había formado un dúo de raíces folk con Irglová en 2005 llamado The Swell Season.

Sin embargo, Alan Parker «The Commitments». Esta maravillosa película, que tendrá su lugar en nuestra sección dedicada al cine y la música, contaba la historia de la formación de un grupo de soul en Dublín, y el reparto estaba integrado en su mayor parte por músicos y actores no profesionales.

Commitments_posterAllí estaban algunos nombres que serían posteriormente más conocidos como Colm Meany y, en papeles muy secundarios, todos los hermanos Corr de The Corrs. Y allí se encontraba también Glen Hansard, en el papel de Oupstan Foster, el guitarrista de la banda y uno de los secundarios principales de la película, con un look muy diferente al que luce en la actualidad. En el cartel de la película lo podéis ver con el pelo largo y rizado, inconfundible.

«The Commitments» no sacó a la mayor parte de sus integrantes del anonimato. Ya en 1991, Hansard había formado The Frames, y allí se quedó hasta 2006. Su música no obtuvo mucha repercusión más allá de su Irlanda natal, donde llegaron a cosechar algunos números 1 en una carrera que contempló ocho discos. Era una banda más dura, pero ya con sus elementos característicos, que lo que luego desarrollaría Hansard en compañía de Irglová y en solitario. Hansard había conocido a Marketá unos años antes, en un festival folk celebrado en la República Checa, de donde procede Irglová. Ella era muy joven todavía, pero el contacto se mantuvo y en 2005 formaron el proyecto The Swell Season, más escorado al folk. En 2006 firman el disco homónimo, que ya recogerá algunos de los temas de «Once», incluido «Falling Slowly».

Sin mucho éxito tampoco, algo llamó la atención del también desconocido director de cine John Carney. Así, con una escasez de medios y con la fuerza de un guión soberbio, escrito por el propio Carney, construyeron una bella, romántica y melancólica historia, apoyada en la fuerza de las canciones de Hansard e Inglová. Y eso supuso un punto de inflexión en la carrera de estos dos últimos, para los cuales nada sería igual. La película se convirtió en uno de los fenómenos indies de la época, cosechando el reconocimiento de la crítica.

La complicidad y química entre Glen y Marketá era tan evidente que de allí surgió una relación sentimental. El siguiente disco llegaría en 2009 con «Strict Joy», pero para entonces la relación ya estaba finalizando. Y ese proceso se vería en el desgarrador y tremendo documental «The Swell Season», impresionante trabajo de tres directores que, inicialmente, iban a registrar la gira post «Once» pero que convivieron con ellos durante dos años. Dos años que dieron para mucho y que terminaron con esta bella historia de amor.

Hansard, ya situado en otro estatus, había alcanzado un reconocimiento que se le había negado tiempo atrás, acompañó a Eddie Vedder de Pearl Jam en su gira en solitario del disco «Ukulele Songs» (2011) y estuvo presente ese mismo año en la celebración de vigésimo aniversario de la banda, el «Pearl Jam Twenty»; así como apariciones estelares con figuras de la talla de Bruce Springsteen. En 2012 publicó su primer disco en solitario, «Rhythm and Repose», un trabajo donde abunda en la línea de «Once», con canciones melódicas, algunas que desgarran, pero donde también hay espacio para toques más pop, y que logró buenas críticas y ventas. Un disco muy recomendable también, unas canciones que nos muestran de nuevo un alma romántica y nostálgica, también torturada, y para muestra este «Maybe Not Tonight», canción que no deja de recordanos a su historia con Marketá, tema que pone los pelos de punta:

Leave a Reply

Antes de enviar el formulario:
Human test by Not Captcha

Losrestosdelconcierto