Manic Street Preachers o cómo sobrevivir a la alargada sombra de un puente (y II)

26 Ago

índiceCinco discos, y vaya discos, en seis años, y los Manic Street Preachers (MSP) colocados en lo más alto, pero llegó el bache creativo. Se tomaron un largo descanso, para lo que eran ellos, de tres años hasta la publicación en 2001 de “Know Your Enemy”, siguiendo con sus títulos contundentes. Más políticos y provocativos que nunca, ese mismo año tocaron en el teatro Karl Marx de La Habana (Cuba) y recibieron la visita del propio Fidel Castro antes del concierto. Ya en 2000 habían publicado el single “The Masses Against the Classes”, que era más rockera que sus trabajos anteriores, y contaba con la bandera cubana en la portada y con citas de Chomsky y Camus. Más duro y menos accesible, también colaboraba a la guitarra de Kevin Shields (My Bloody Valentine), llegó al 2 en Reino Unido, pero la crítica lo calificó, en general, de regular. Y eso que había temas interesantes como “So Why So Sad” o “Found That Soul”, y la vena política llegaba explícitamente en “My Guernica”, “Baby Elián” o la provocativa “Freedom of Speech Won’t Feed My Children”.

En 2002 tocaba la recopilación de turno, “Forever Delayed”, un resumen interesante de su carrera hasta el momento, con Edwards también en la portada, y en 2003 llegaba el correspondiente caras B, “Lipstick Traces (A Secret History of Manic Street Preachers)”. La vuelta a nuevos materiales no se haría esperar, en 2004 publicaban “Lifeblood”, un disco menos accesible y más introspectivo, que tampoco tuvo una buena recepción por parte de la crítica y que cayó hasta el puesto 13 en el Reino Unido. No era fácil aquel disco, pero había canciones como “Empty Souls” o una de mis debilidades de MSP, “I Live to Fall Asleep”:

Manic_Street_Preachers_-_Send_Away_the_TigersEn 2007, MSP habían perdido parte del terreno ganado en el pasado, pero todavía se guardaban varias cartas. Y creo que también inauguran con “Send Away the Tigers” una etapa nueva, ecléctica, pero que ha mostrado una creatividad muy prolífica, aunque queden atrás esos himnos de la segunda mitad de los noventa. “Send Away the Tigers” está entre mis discos favoritos de MSP, un trabajo más rockero y que contaba con un single de la potencia de “Your Love Is Not Enough”, donde Nina Persson (The Cardigans) da el contrapunto perfecto a un tema sobresaliente. Con una canción así, normal que llegasen de nuevo al 2 en Reino Unido, pero el disco contenía más temas destacados como “Underdogs”, “Indian Summer”, el propio “Send Away the Tigers”, y una versión del “Working Class Hero” de John Lennon.

Fue un gran retorno, no cabe duda, y desde entonces MSP han seguido entregando muy buenos trabajos. En 2009 tomaron de nuevo una decisión arriesgada como fue coger las últimas letras de Richey Edwards y publicaron “Journal for Plague Lovers”. Además, para parte de la producción contaron con Steve Albini y no sacaron ningún single. El disco, que se mueve entre la dureza y la melancolía, pero primando la primera, llegó al número 3 en Reino Unido y fue un éxito de crítica, contando con temas destacados como “Jackie Collins Existential Question Time”, “Me and Stephen Hawking”, “All Is Vanity” o “Marlon J.D.”. Además, gran parte de las letras reflejan el estado emocional de Edwards en el momento en que las escribió, antes de su desaparición.

No tardaron mucho los MSP en publicar nuevo material, en 2010 salió “Postcards from a Young Man”, un trabajo que contó también con buena aceptación de la crítica y alcanzó el 3 de nuevo. Era un disco más alegre y accesible que “Journal for Plague Lovers”, con canciones como “(It’s Not War) Just The End Of Love”; las más pop “Postcards From a Young Man” o “Some Kind of Nothingness”, “The Descent (Pages 1 & 2)”; “Auto-Intoxication”, “Golden Platitudes”, la más dura “A Billion Balconies Facing the Sun”, “The Future Has Been Here 4Ever”, etc. Además, contó con las colaboraciones de Duff McKagan (Guns ‘N’ Roses, Velvet Revolver), Ian McCulloch (Echo & the Bunnymen) y John Cale. 2011 aportó con una nueva recopilación, en este caso de los singles, “National Treasures – The Complete Singles”.

Manic_Street_Preachers_-_Rewind_the_FilmY llegamos a las dos últimas entregas de MSP, ya reseñadas en este blog. En 2013 se desmarcaron con un disco muy diferente, el nostálgico y melancólico “Rewind the Film”, donde echaban la vista atrás y construían un trabajo maravilloso. Temas como “Show me the Wonder”, la brutal “Rewind the Film”, “4 Lonely Roads”, “Anthem for a Lost Cause”, y una de mis favoritas como es “30-Year War”, destacaban en un conjunto de altísima calidad. Allí también participaban Richard Hawley, Cate Le Bon y Lucy Rose. Y en 2014 le tocaba el turno a “Futurology”, el reverso más duro de “Rewind the Film” y grabados a la vez, con influencias del rock industrial y del krautrock, muy bien valorado por la crítica y alcanzando el 2 en Reino Unido una vez más. Aportaban su grano de arena Cian Ciaran (Super Furry Animals), Nina Hoss, Georgia Ruth y Green Gartside (Scritti Politti), y de nuevo un conjunto muy destacado y grandes canciones como “Walk me to the Bridge”, “Futurology”, “Europa Geht Durch Me”, “Divine Youth” o “Between the Clock and the Bed”.

Han sido doce discos de estudio los de MSP, una carrera en la que han sido fieles a sí mismo, superando la desaparición de Richey Edwards, y reinventándose. Un grupo que merecería incluso más reconocimiento porque son muy grandes y porque seguro que siguen dándonos alegrías en el futuro. Introspectivos, literarios, pero enérgicos, contundentes y políticos, poco más se puede pedir. Bueno, sí, que Bradfield, Wire y Moore no cambien.

Leave a Reply

Antes de enviar el formulario:
Human test by Not Captcha

Losrestosdelconcierto