Nathaniel Rateliff and The Night Sweats, ‘Nathaniel Rateliff and The Night Sweats’

descargaDe nuevo Sofá Sonoro de Alfonso Cardenal en la Cadena SER nos trae un disco maravilloso y una nueva sorpresa. En este caso, el trabajo de Nathaniel Rateliff and The Night Sweats, del mismo título, un trabajo que respira Soul por los cuatro costados y que ha sido grabado en el mítico sello Stax de Memphis. Rateliff no se dedicaba a este estilo, ni mucho menos, su carrera se situaba en los tonos grises del Folk americano y tampoco había despegado tras tres trabajos anteriores. Pero, de repente, en 2015 se saca de la manga acompañado por The Night Sweats un disco que no te da tregua, un trabajo con el que ha llegado hasta el 17 del Billboard estadounidense, y ha cosechado un éxito moderado y el aplauso de la crítica. Rateliff revisita este género tan acostumbrado a ser retomado y lo hace de forma brillante, con unas cuantas canciones sobresalientes y con mucho ritmo. Es un Soul más sureño, como más ‘pesado’, menos cristalino si se quiere, pero tremendamente adictivo. En el disco están tods los elementos del Soul, desde secciones de viento hasta órganos Hammond, pasando por toques de Góspel y de Blues. Una invitación al baile, en definitiva.

Ya el comienzo es una carta de presentación que no deja lugar a dudas, con esa sección de vientos y ese estribillo que catapultan ‘I Never Get Old’. Más clásico resulta el segundo corte, un menor ‘Howling and Nothing’, un medio tiempo que se remonta rápidamente con ‘Trying So Hard Not To Know’, fuerza y potencia donde se imponen las guitarras claramente. Y muy de los 60 es ‘I’ve Been Failing’, canción que se inicia con un piano que da paso a la sección de viento, un tema muy de Van Morrison sin duda. El plato fuerte del disco es la brutal ‘S.O.B.’, una locura de tema que te pone a bailar sin parar, con un punto gospeliano y donde de nuevo la sección de viento arrasa sin piedad.

En ‘Wasting Time’ nos encontramos con un medio tiempo donde la referencia es también el Country, hay espacio para el pedal steel, y con el sello Morrison muy presente, pero Rateliff y The Night Sweats no van a dar lugar al descanso con las también destacadas ‘Thank You’ y ‘Look It Here’, con la sección rítmica marcando el ritmo. El final se resiente, ‘Shake’ es más oscura, se aleja del Soul más clásico; I’d We Waiting’ crece como canción, presencia destacada para el Hammond; y cierra con la más genérica ‘Mellow Out’, que nos remite de nuevo a los 60, incluso con un punto Doo-Wop en los coros.

Apuntado queda este disco homónimo de Nathaniel Rateliff and The Night Sweats como una de las sorpresas del año, un disco con mucho Soul y esperemos que Rateliff no abandone esta senda, que si sigue siendo capaz de crear canciones como ‘S.O.B’, pues es que el hombre tiene talento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Antes de enviar el formulario:
Human test by Not Captcha

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.