Queens Of The Stone Age, ‘Villains’

A lo suyo, sin introducir demasiados cambios en una fórmula que se demuestra de largo recorrido, la banda de Joshua Homme sigue presentando excelentes colecciones de canciones. Por más que se apoyen en un nuevo productor, en este caso el afamado Mark Ronson, su personalidad sigue predominando y su propuesta parece intacta para sonar igualmente dura y poderosa.

Para esta entrega «las reinas» han optado por canciones más largas, aunque no en exceso, y por la ausencia de colaboraciones estelares a diferencia de sus últimos discos. Cumplidos veinte años de su debut y consolidados como una de las más importantes bandas de rock, sus guitarras siguen sonando únicas y continúan acumulando aciertos además de incluir habilidosamente algún hit potencial en cada disco. Más allá de la dispersión productiva de su líder, QOTSA demuestran tener muy claro cuál es su camino y cómo recorrerlo.

El disco arranca lentamente antes de introducir el primer riff, brillante, grave y contundente, en Feet Don’t Fail Me, y acelerar las guitarras en el hit y primer sencillo del disco The Way You Used To Do, que crece en su parte final. Les siguen Domesticated Animals, cuya oscura y rítmica sencillez se desata en una culminación orquestal y poblada de coros, y Fortress, a menos revoluciones e igualmente brillante en las guitarras. Cerrada la sobresaliente primera parte, la continuación se resiente un poco en las menos definidas Head Like A Haunted House, garajera y con un ritmo alto, y Un-Reborn Again, que añade teclados a las guitarras y termina por brillar más en su segunda mitad, para remontar de nuevo con el trío final compuesto por Hideaway, más «suave» y protagonizada por bajo y teclados, la «zeppeliniana» The Evil Has Landed, dura y guitarrera, y Villains Of Circumstance, con los mismos elementos a un menor tempo que se va recargando de emoción.

Vuelven con un disco consistente los de California, quizás menos instintivo pero elaborado al detalle y cargado de aciertos que en ocasiones nos remiten a alguno de sus discos anteriores sin que en ningún caso resulten cansinos, al contrario se reafirman como garantía de disfrute y uno de los más fiables de entre los últimos reductos masivos del rock.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Antes de enviar el formulario:
Human test by Not Captcha

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.