Ricardo Lezón, ‘Esperanza’

01 Dic

En las últimas semanas Esperanza de Ricardo Lezón se ha convertido en uno de los discos de los que mejor se ha hablado en los medios especializados y en Redes Sociales. Y no es para menos. Nosotros no conocíamos mucho a los getxotarras McEnroe y la primera vez que nos aproximamos a ellos en Los Restos del Concierto fue con el disco conjunto de 2016 con The New Raemon titulado Lluvia y truenos. Y nos gustaron mucho las canciones de Lezón en un disco fantástico. Pero Esperanza, el debut en solitario de Lezón, ha sido un golpe en la mesa. Es un trabajo soberbio, sobrio, con esa voz característica de Lezón y con canciones que se mueven entre la oscuridad, la nostalgia y la melancolía pero a las que tampoco les falta un tono luminoso. Es un disco que igual no entra a la primera pero que, a las pocas escuchas, ya se te ha colado dentro, especialmente algunas canciones que comentaremos, y que no puedes dejar de escuchar, y que cada vez que lo escuchas más adictivo se vuelve. Como he visto en Redes Sociales, a la vez que el disco de Lezón han salido los fantásticos trabajos de Josele Santiago y de José Ignacio Lapido, de los que ha dado cuenta en Los Restos del Concierto Javier Castro, pero yo también me quedo con el de Lezón.

Y es que el comienzo de ‘Chet Baker’ ya abre de forma soberbia el disco, una canción donde destacan unos vientos  que encajan como un guante al tono del tema y a la interpretación de Lezón. Con ‘Arena y romero’ el nivel se mantiene por todo lo alto, muy dramático y con un sonido que emociona, además de contar con la aportación de su hija Jimena Lezón, complementando su voz, y con un final en ascenso que refuerza esa emoción. ‘La paz salvaje’ no baja el nivel, igual es un tema más accesible, con un tono más Pop y melódico, siendo uno de los aciertos del disco. En ‘El momento’ opta por un tono más nostálgico, las guitarras son protagonistas y Lezón prácticamente recita en algunos momentos. Y el mejor tema del disco, que ya adelanto que estará entre mis canciones del año, es ‘Ella baila’, una canción que te vuelve a emocionar y que tiene una letra fantástica, y un final maravilloso con esas cuerdas que le dan una gran intensidad.

La segunda parte comienza con ‘Lobos’, también más accesible y con ese ritmo acompasado de la batería, es un tema más melódico en el que también vuelve a colaborar su hija. ‘Lamento’ retoma el tono general del disco siendo otra de las grandes canciones del mismo, un tema que tiene mayor instrumentación, especialmente en su tramo final, y con otra gran letra. ‘La primavera de Praga’ funciona en su minimalismo y el cierre es para ‘Noche en Noviales’ en la que mantiene en parte el tono del tema anterior y que es un tema también oscuro pero maravilloso.

No se pierdan este fantástico Esperanza de Ricardo Lezón, una de las sorpresas de este otoño que no fue y que se ha convertido en invierno. Fantástico trabajo que esperemos ver pronto en directo por tierras riojanas.

 

 

Tags: ,

Leave a Reply

Antes de enviar el formulario:
Human test by Not Captcha

Los Restos Del Concierto

Porque no todos oímos lo mismo