Richard Thompson, ‘Still’

richard-thompson-still-1024x1024_sq-a49497d231f49b54ed93122b3c2099f7d3135e12-s300-c85Hace unas semanas, descubrimos gracias a Jorge Gascón (de los muy recomendables y referenciados ya aquí The Kleejoss Band), que el veteranísimo exponente del Folk-Rock británico Richard Thompson tenía nuevo disco, Still, producido por Jeff Tweedy (Wilco). Thompson, que cuenta con una dilatada carrera, y que en sus inicios formó parte de los icónicos Fairport Convention, banda que abandonó a comienzos de los 70 para iniciar su carrera en solitario, es un hombre que no para, a través de sus numerosos discos y colaboraciones. La última, de finales de 2014, fue el proyecto de su hijo Teddy concretado en el disco Family, donde intervienen su ex mujer, Linda Thompson, y otros integrantes de la familia, bajo el nombre de Thompson. Still fue grabado en el estudio de Tweedy en Chicago y es un disco muy recomendable, en el que Tweedy vuelve a mostrarse como un productor poco intervencionista, y que se está especializando en artistas y bandas que se alejan del sonido que despliega con Wilco, como son los casos de Low, Mavis Staples o el propio Thompson.

Con su voz curtida, Thompson aborda un cancionero en Still que aglutina su Folk, sus trazos de Rock, incluso hay algunas pinceladas de Blues. Precioso es el inicio del disco con la nostálgica y deliciosa ‘She Never Could Resist a Winding Road’, que te cala dentro y te la puedes imaginar en cualquier paisaje brumoso británico, destacando ese maravilloso final en el que Thompson demuestra su virtusismo con la guitarra. En esa senda sigue, aunque le da más peso a las guitarras y tiene un punto menos melancólico, con ‘Beatnik Walking’. Más rockera y oscura, y muy interesante, se muestra ‘Patty Don’t You Put Me Down’, un Rock de tipo más clásico para el lucimiento de nuevo del virtuosismo de Thompson. Aplica la pausa con ‘Broken Doll’, un tema más ecléctico que nos convence menos, retomando el pulso con ‘All Buttoned Up’, en el que incluso hay un punto de Blues muy acertado, una de las canciones más animadas de todo el disco. ‘Josephine’ es un tema casi desnudo, en el que el peso del tema recae en la voz de Thompson.

La segunda parte del disco se inicia con una de las mejores canciones del mismo, ‘Long John Silver’, un tema de los que también te entran a la primera, con un estribillo fantástico. ‘Pony in the Stable’ comienza con un toque Folk ineludible para luego coger más fuerza, dando paso a otro tema de nuestros favoritos, ‘Where’s Your Heart’, un medio tiempo de gran sentimiento que casi te pone los pelos de punta. Retoma la potencia con la también notable y rockera ‘No Peace, No End’, que igualmente pasa a la lista de lo más destacado del disco. El final es para la melancólica ‘Dungeons for Eyes’, tampoco se la pierdan, y para ‘Guitar Heroes’, un tema en el que Thompson rinde homenaje a sus ídolos de la guitarra, intercalando fragmentos de Django Reinhardt, Les Paul, Chuck Berry, James Burton (autor del riff de ‘Susie Q’) y Hank Marvin (The Shadows).

Disco muy recomendable Still de Richard Thompson, un trabajo honesto y brillante, y agradecemos de nuevo su descubrimiento al amigo Jorge Gascón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Antes de enviar el formulario:
Human test by Not Captcha

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.