Sharon Jones & the Dap Kings, ‘Soul of a Woman’

09 Feb

El 18 de noviembre de 2016 nos dejaba Sharon Jones, una de las indiscutibles protagonistas del revival Soul de la última década. Con sus Dap-Kings y de la mano de la mano del sello Daptone Records de Bosco Mann y Neal Sugarman, alcanzó la notoriedad con discos tan brillantes como 100 Days, 100 Nights (2007) o I Learned the Hard Way (2010), con una voz sobresaliente, una banda en una forma extraordinaria y un directo demoledor, como pudimos ver en Actual 2012. Su historia, que ya hemos contando, tiene todos los ingredientes de la superación, de la recompensa por mantener la fe en los sueños y de que nunca es tarde para alcanzarlos, y por eso su temprano fallecimiento fue tan injusto tras luchar duramente contra la enfermedad. Pero Sharon Jones dejó un grandísimo legado en forma de discos y canciones, y ahora nos llega su disco póstumo, un disco que estremece en todos los sentidos, un trabajo que afronta la situación que Jones estaba viviendo y no queremos imaginarnos el torrente emocional que supuso su grabación. Un disco que por momentos es contenido y por otros explota, con unas Saun & Starr tremendas a los coros, junto a Kevin Keys, y unos Dap-Kings para los que sobran las palabras.

El comienzo del disco es ‘Matter of Time’, una canción donde la voz de Jones se impone claramente y que tiene su continuación en una elegante ‘Sail On!’. ‘Just Give Me Your Time’ es una balada Soul clásica que parece sacada de los sesenta donde destacan los vientos. Por su parte, ‘Come and Be a Winner’ es una delicia de tema, con ese toque que le da la percusión, y que se convierte desde las primeras escuchas en una de nuestras favoritas. ‘Rumors’ tiene un tono vital y optimista, con un ritmo bailable fantástico. Y en ‘Pass me By’ vuelve a tirar de elegancia, un tema sutil con la instrumentación en un segundo plano, exceptuando ese órgano de fondo, y con Jones cantando de lujo.

La segunda parte comienza con una ‘Searching for a New Day’ que se basa en el Soul más setentero y vuelven a tomar protagonismo los coros. El final del disco va a subir la apuesta por la intensidad y la emoción, comenzando por una dramática ‘These Tears (No Longer For You)’, con unos vientos estremecedores. En ‘When I Saw Your Face’ retorna a los sonidos de los setenta, con un punto de la Blaxploitation. Pero uno de los temas más tremendos del disco llega con ‘Girl!’, compuesta por Bosco Mann, de nuevo empleando el dramatismo a través de los vientos y con una épica que te atrapa. El cierre es para ‘Call on God’, escrita por la propia Jones, con un punto más espiritual y que va creciendo en intensidad.

Terminas de escuchar el disco una y otra vez y te viene a la memoria ese momento en el que le diste un fuerte abrazo en Sharon Jones en el Palacio de los Deportes de La Rioja, allí estaba ella, agradecida de los elogios que iba recibiendo. Jones y los Dap-Kings cogieron el testigo de la música Soul clásica desde la autenticidad y se ganaron nuestros corazones y es que, como señalaba la propia Jones en la carpeta del disco “What comes from the heart, reaches the heart”.

 

Tags: , ,

Leave a Reply

Antes de enviar el formulario:
Human test by Not Captcha

Losrestosdelconcierto