Jessie Ware, «What’s Your Pleasure?»

De lo que llevamos de año, uno de los mejores discos que hemos escuchado es Future Nostalgia de Dua Lipa. Una barbaridad de música disco que bebe de las fuentes de los setenta y ochenta. En la misma línea, pero con un tono ligeramente diferente, llega el también impactante What’s Your Pleasure? de la británica Jessie Ware, aunque se queda medio peldaño por debajo del de Dua Lipa. Pero estamos ante uno de esos discos brillantes en el que Ware se sale con su cuarto disco. Una Jessie Ware que es una desconocida para nosotros pero que nos ha impactado con estas canciones muy de finales de los setenta y de los ochenta, canciones que recuerdan al Euro Disco, a Donna Summer, a Giorgio Moroder, etc., pero también a otros sonidos del Soul británico de los ochenta. Un trabajo que te lleva a no dejar de mover los pies y a la pista de baile, con una Ware que canta con elegancia y sensualidad. Un disco que entra a la primera escucha y que te va conquistando sin contemplaciones. Una gozada.

Comienza con una de las mejores canciones del año, «Spotlight», primero tira de Pop orquestal para lanzarse a un sonido disco de los ochenta brutal. Y suma «What’s Your Pleasure?», otra barbaridad de canción con unas bases electrónicas que se clavan. «Ooh La La» se centra más todavía en el sonido disco europeo de los ochenta y lleva a un tono más hedonista. Y en «Soul Control» acelera el tempo todavía más. En «Save a Kiss» brinda una de las mejores canciones del disco, sigue con esas bases electrónicas tan bien fijadas y a mí me quiere recordar a la infravalorada Lisa Stansfield, pero más sonido disco, obviamente. La primera mitad se cierra con «Adore You», más sintetizadores al servicio de su voz elegante.

La segunda mitad comienza con un punto más Pop orquestal como es «In Your Eyes», en la que yo sigo viendo la influencia de Stansfield. En «Step Into My Life» retrocede a finales de los setenta, una canción todavía más hedonista, sonido orquestal con un punto más Pop de nuevo. Y ojo con «Read My Lips», para mí otra de las cumbres del disco, con ese bajo que tira hacia el Funk. Y qué decir de «Mirage (Don’t Stop)», para mí otra de las canciones sobresalientes del disco, con un estribillo brutal. «The Kill» es la canción menos lograda de todo el largo, un sonido un tanto angustioso. Y el cierre es para la elegante, épica y orquestal «Remember Where You Are», una canción ambiciosa.

Tremendo disco, fascinante y elegante. Junto al de Dua Lipa, como hemos comentado al comienzo del artículo, el que más nos ha hecho bailar en lo que llevamos de año. Una barbaridad.

 

Dua Lipa, «Future Nostalgia»

Future Nostalgia de Dua Lipa es uno de los discos que más estoy escuchando en lo que llevamos de año. La británica ha sacado un disco tremendo, su segundo, un tratado de Pop discotequero que bebe de todas las fuentes que os podáis imaginar. Hay música disco, Pop, Funk, R&B de los noventa, Electrodance…de todo. Y Dua Lipa lo ha hecho de manera increíble en su segundo disco, un trabajo que entra desde la primera escucha, canciones que no puedes dejar de escuchar y bailar. Algunas de ellas alcanzan un elevado valor, como «Levitating» o «Don’t Start Now», entre otras. Es también un disco en el que participan numerosos productores y escritores, la lista es inmensa, destacando los nombres de Stuart Price (Madonna, The Killers, New Order, Kylie Minogue, etc.), Koz (Madonna, Kendrick Lamar), entre otros muchos. Por ahí se cuela también Chad Smith, el batería de Red Hot Chili Peppers, que colabora en una canción. Y, uno de los puntos fuertes del disco es la calidad de las voces. Dua Lipa refuerza su ya destacada voz con la incorporación de voces que le dan todavía más fuerza. Pónganse a bailar porque este disco es una joya, estribillos pegadizos imbatibles.

«Future Nostalgia» es una apuesta segura, R&B muy urbano que deriva hacia el Pop. «Don’t Start Now» es brutal, una canción Pop poderosa con sonidos de cuerdas incorporados. En «Cool» regresa al R&B y se lleva la canción de calle con su voz. «Physical» es muy ochentera, los sintetizadores y teclados están todavía más explícitos si cabe. Y «Leviating» es la mejor canción del disco, un tema Pop con un estribillo fantástico. En «Pretty Please» las bases son más potentes, regresando al R&B.

La segunda parte comienza con «Hallucinate», una canción más discotequera, con un punto House que también ahonda en el Electrodance. En «Love Again» samplea un tema de Bing Crosby y comienza con unas cuerdas que dan paso a una canción de música disco excelente. «Break My Heart» es otra de las grandes cimas del disco, en este caso incorpora la melodía del «Need You Tonight» de INXS, y vuelve a crear una canción de discoteca, siendo en la que colabora Chad Smith a la batería. En «Good in Bed» parece inspirarse en Lily Allen, siendo la canción más diferente del disco aunque Dua Lipa se lo lleva a su terreno. Y el cierre es para «Boys Will Be Boys», con una producción más grandilocuente si cabe, cuerdas incluidas, y un tono más Pop que electrónica y dance.

Disco importante el Future Nostalgia de Dua Lipa, se nos acaban los adjetivos, una voz poderosísima y unas canciones imbatibles.