Posts Tagged ‘Talk Is Cheap’

El debut en solitario de Keith Richards con «Talk Is Cheap»


06 Jun

Este año se ha reeditado el primer disco de la carrera en solitario de Keith Richards, el destacado Talk Is Cheap. Publicado originalmente en 1988, Richards apostó fuerte por un disco que transmite frescura y dinamismo. Es de sobra conocido que las relaciones entre Mick Jagger y Keith Richards estaban lejos de su mejor momento. Ese matrimonio extraño que conforman ha tenido de todo pero, además, los ochenta coinciden con un momento creativo de los Rolling Stones muy bajo. La década había comenzado bien, Tatto You (1981) está considerado como el último gran disco de los Stones, o al menos el punto de inflexión para comenzar el camino cuesta abajo. Pero Tatto You era un disco de retales, no se habían sentado juntos para componer Jagger y Richards, aunque eso no quita mérito a su valor. La siguiente etapa sería Undercover (1983) en el que el salto es evidente y que inaugura unas horribles portadas por cierto. Luego llegaría el turno de Dirty Work (1986), posiblemente uno de los puntos más bajos de los Stones. Además, tanto Charlie Watts como Ronnie Wood no lo estaban pasando nada bien debido a sus problemas con ciertas adicciones. Para colmo, Jagger había comenzado carrera en solitario con She’s the Boss (1985), donde exploraba otros sonidos más bailables, había vuelto a sonidos más rockeros con Primitive Cool (1987). Jagger no conseguiría sobresalir con estos discos pero Richards se cansó de esperar y decidió tirar por la calle de en medio. Y lograría, además, el beneplácito de una crítica que no veía tantos encantos en los discos de Jagger. Richards se iba consagrando como el «mito» y la «autenticidad» en los Stones, frente a un Jagger más calculador y enfocado a sacar negocio de todo. Eso sí, seguramente todo no sea ni blanco ni negro sino que nos moveremos en una sosa escala de grises. Pero es cierto que las diferencias entre los discos que sacaron en solitario Jagger y Richards son evidentes y que, Richards, volvería a las raíces con este disco frentea a un Jagger más centrado en ritmos más modernos. Richards se junto con el batería Steve Jordan para componer y producir su trabajo en solitario, un Jordan que había sustituido a un Watts a la batería en parte del disco debido a su estado. Anteriormente, Jordan había estado con la banda de Stevie Wonder y con The Blues Brothers. Estaba claro que Richards iba a buscar recuperar fuerza y garra, un sonido más orgánico, y para ello no dudaría en formar una banda de campanillas, los X-Pensive Winos. Junto a Jordan, reclutaría a Waddy Watchel, un veterano guitarrista; a Ivan Neville a los teclados; otro eficiente y veterano Charley Drayton al bajo, aunque su carrera se ha desarrollado en la batería; y además contaría con Sarah Dash a los coros y con Bobby Keys, compañero de todo para Richards. Tampoco faltarían los invitados ilustres como Maceo Parker, Bootsey Collins, Chuck Leavell, Mick Taylor y Patti Scialfa, entonces bastante desconocida, entre otros. Richards miraría al Rock & Roll pero, especialmente, a las influencias de la música negra, comenzando por el Blues y llegando hasta el Funk, incluso coqueteando con algunos toques jazzísticos. Obviamente, su punto fuerte no estaba en la voz, pero eso Richards lo ha suplido con su entrega. Fueron once canciones muy convincentes y, en la reedición, está el extra de otras seis extraídas de las sesiones de grabación. Por cierto que, el título Talk Is Cheap, tiene toda la pinta de tener mensaje.

Ya el comienzo es de alto voltaje, un «Big Enough» que mezcla el Funk del bajo de Bootsy Collins y el sonido más jazzístico de Maceo Parker. «Take It So Hard» es sonido rockero marca Richards, con el piano de Ivan Neville en posición destacada y esas guitarras y coros característicos. En «Struggle» no se sale del guión incorporando al final incluso unos sonidos de guitarra acústica cuasi aflamencados. En «I Could Have Stood You» la apuesta es por sonidos del Rock & Roll de la segunda mitad de los cincuenta, colaborando todo un ex Stone como Mick Taylor, el mítico Bobby Keys al saxofón y el teclista habitual de las giras Chuck Leavell. «Make no Mistake» es otra canción muy Richards, medio tiempo con unos vientos fantásticos y con un pose Soul, haciendo dúo con Sarah Dash. El cierre de la primera parte del disco es para la no menos suya «You Don’t Move Me», no destacará por su voz pero aquí juega brillantemente con las guitarras y la percusión.

El comienzo de la segunda parte es para la muy Rolling Stones «How I Wish», mezclando guitarras, piano y vientos. En «Rockawhile» se centra en sonidos más «negroides» aunque es un tema diferente y más ecléctico, con una producción que igual no funciona tan bien en este caso. Vuelve por sus fueros con la potente «Whip It Up» donde Bobby Keys vuelve a hacer de las suyas. En «Locked Away» toma reminiscencias Folk con acordeón y cuerdas incluidas, una canción funciona bastante bien. Y el cierre es para «It Means a Lot» con un sonido muy Funk aunque ganan las guitarras y Richars incluso frasea.

La reedición de este 2019 aporta un disco extra de las sesiones de grabación de Talk Is Cheap. Comienza con un Blues instrumental como es «Blues Jam». «My Babe» es una versión de Willie Dixon que Richards lleva a un punto muy juguetón. En «Slim» se va a una jam session blusera de más de diez minutos, yendo al final hacia sonidos incluso más latinos. «Big Town Playboy» es otra versión, es este caso de Little Johnny Jones, siendo también un Blues. Las dos otras novedades quedan por debajo del conjunto del disco, primero «Mark on Me», que está en un segundo plano, y «Brute Force», también improvisando en este instrumental de toques más jazzísticos.

Como hemos señalado, Richards se ganó a la crítica con un disco que recuperaba la esencia de los Rolling Stones, frente a los trabajos de Jagger más innovadores y exploradores de otros sonidos. Sin embargo, en 1989 regresaron con bríos en Steel Wheels que, sin ser una maravilla, al menos rompía la dinámica de la década. El exitoso retorno de los Stones, gira mediante, no impidió que tanto Richards como Jagger siguiesen con su carrera en solitario. El primero no pudo repetir resultado con Main Offender (1992), mientras que Jagger se juntó con Rick Rubin para dar forma a su mejor en solitario, Wandering Spirit (1993). Como sus trabajos anteriores, no logró alcanzar las expectativas de ventas. Desde entonces, Jagger y Richards han seguido con mayor o menor fortuna con los Stones, en cuanto a producción discográfica, pero han arrasado con sus giras. Sus carreras en solitario se han espaciado y Jagger publicó en 2001 Goddes in the Doorway, irregular, mientras que Richards se iría hasta 2015 con Crosseyed Heart en el que volvería a juntar a los X-Pensive Winos.

No cabe duda que recuperar Talk Is Cheap es un lujo, una oportunidad de recordar un trabajo muy destacado de un Richards cabreado con Jagger. Richards se ganó a la crítica con un disco de puro Rock & Roll y con canciones que no te dejaban indiferente, consolidándose como el «guardián de las esencias».