The Dead Weather, ‘Dodge and Burn’

26 Oct

tmr331_frontComo el ritmo de novedades no para, nos vemos atropellados con lo que esperábamos y lo que no, pero una de las que más nos apetecía era la nueva entrega de The Dead Weather, uno de los proyectos del omnipresente Jack White, al que dedicaremos un doble artículo estas semanas. White tiene numerosos proyectos, algunos de los cuales hibernan durante un tiempo y luego aparecen. Con tres bandas en cartel, los ya cerrados The White Stripes, unos The Raconteurs a los que tiene muy parados, y los The Dead Weather que nos ocupan, Jack White lleva una actividad frenética, además de su carrera en solitario, su discográfica, etc. The Dead Weather lo forman el propio White, que aquí adopta un rol más secundario a la batería fundamentalmente; Alison Mosshart de The Kills, que aporta una voz potente que se convierte en una seña de identidad de la banda; Jack Lawrence al bajo; y el multiinstrumentista Dean Fertita, que también está en The Raconteurs, como el propio Lawerence, y que forma parte de Queens Of The Stone Age, que en The Dead Weather asume el protagonismo de las guitarras, muy punzantes. The Dead Weather es un grupo casi tenebroso, aunque han ido modulando su sonido. La huella de White está presente, pero el resto de la banda, especialmente Mosshart y Fertita, asumen también las labores compositivas. Si su debut en 2009 era muy oscuro, esa mezcla de Blues y Garage llevada a otros terrenos en Horehound, en Sea of Cowards (2010) seguirían esa línea, pero con algún tono más melódico. Encumbrados por la crítica, también consiguieron buenas posiciones en los charts, apoyados en los directos que se podía esperar de ellos: pura energía y contundencia. Pero el proyecto se paró hasta 2015 cuando este Dodge and Burn nos presenta a The Dead Weather siguiendo la senda ya marcada y sin relajarse. Guitarras y una sección rítmica que no frena, con la voz de Mosshart en ese primer plano, salvo cuando en alguna ocasión se la roba White, y no son los mejores momentos del disco.

Y es que el inicio es una barbaridad, con tres canciones donde The Dead Weather despliegan todo su poderío. Primero con la composición de Mosshart y Fertita ‘I Feel Love (Every Million Miles)’, que es un fantástico tema Garage, para seguir con ‘Buzzkill (Er)’, más melódica pero con garra y que firman también Mosshart y Fertita. Pero el gran trallazo llega con ‘Let me Through’, una barbaridad con la sección rítmica imponente y Mosshart impresionante. A mí, este tema me tiene encantado, cosa que no ocurre con ‘Three Dollar Hat’, donde canta también White, y que es más experimental, quedándose en una tierra de nadie extraña. ‘Lose the Right’ es más oscura, nos recuerda a su primer disco, con un órgano tétrico y tampoco acaba de funcionar ‘Rough Detective’, un tema más previsible y con White cantando con Mosshart.

La segunda parte comienza contundente con la guitarrera ‘Open Up’ y sigue con Mosshart en plena forma en ‘Be Still’, otro tema más oscuro. Es más Garage ‘Mile Markers’, que da paso a otro de los grandes temas del disco, ‘Cop and Go’, tema también contudente y potente, apabullante. Más fácil resulta ‘Too Bad’, que es más básico, aunque otra de las notas negativas se la lleva la balada final que rompe con todo el esquema del disco, una composición de Mosshart llamada ‘Impossible Winner’, un tema donde no parece que Alison lo esté pasando bien y que es muy Pop, con cuerdas incluidas.

En definitiva, y como es habitual en White, The Dead Weather no fallan, entregan un buen disco, con algunos momentos brillantes. Seguramente no harán una obra maestra pero mantienen un nivel elevado y en directo tienen que ser tremendos. Sí que parece que ganan más peso Mosshart y Fertita, saliéndose de nuevo la primera que tiene una de las voces más impactantes del Rock & Roll, mientras que White se queda en un segundo plano.

Leave a Reply

Antes de enviar el formulario:
Human test by Not Captcha

Losrestosdelconcierto