Coque Malla, ‘¿Revolución?’

Sigue en una forma excelente el ilustre rockero de Madrid, exprimiendo la madurez con unos resultados fantásticos, y vuelve a entregar un disco a la altura de lo mejor desde que camina en solitario (aunque siempre magníficamente arropado). Sutil pero firme, pleno de sensibilidad y convicción, domina como nunca las emociones de un disco que las rebosa.

Si con ‘El último hombre en la Tierra’ (2016) hacía cumbre en un trayecto de cuyo recorrido, no precisamente fácil, haría recuento en vivo con ‘Irrepetible’ (2018), alcanza ahora una nueva cota más afilada y compleja que vuelve a parecer difícil de superar. En esta ocasión depura su sonido con majestuosos arreglos de orquesta y lo declina hacia el funk y el R&B en detrimento de la tradición folk-rockera que guiaba sus primeros pasos tras Los Ronaldos. Acompañado otra vez en la producción por Jose Nortes, la grabación la integra una amplia y variada banda de formato clásico que además incluye programaciones y teclados, y se arropa por la Bratislava Symphony Orchestra en los maravillosos pasajes orquestales.

De inicio aparece el piano de ¿Revolución?, que lento da paso a las guitarras y una última y preciosa parte instrumental, para después aumentar el ritmo y asomar la electrónica en Solo queda música. El componente funk está muy presente, como en el pelotazo irrefrenable de Un lazo rojo, un agujero (junto a Kase O), así como el R&B en Un ángel caído (maravillosas cuerdas) o en Mantras en la oscuridad, con un bajo muy apreciable. Magníficas resonancias cinematográficas elevan América, que desde su pequeñez inicial crece sobre una magnífica orquestación, joya a la que sigue el ritmo animoso de Extraterrestre. En Polvo cósmico (otra joya) emociona el trote sobre la sección rítmica y la orquestación y acongoja la voz solemne de Jaime Urrutia recitando a Laura Gómez Palma que, junto a la ligera y optimista El árbol y la suavidad minuciosa de El gran viaje a ninguna parte, echan el cierre desde la vertiente más folk del disco.

Aún pronto para homenajes, en justicia debería aproximarse el momento de reconocer el enorme mérito de un artista que lleva toda una vida dedicado a esto y que debería sentirse orgulloso al echar la vista atrás y comprobar, desde la atalaya en que le han instalado sus dos últimos trabajos, el provechoso camino recorrido hasta alcanzar una posición como la actual y ser capaz de grabar un disco como este.

Elbow, ‘Giants of All Sizes’

Hace años que la formación de Manchester ni sorprende ni defrauda con cada nuevo trabajo, lo cual  no es poco. Tratados a nivel de estrellas en su país natal, hay que estar atentos para que no pasen desapercibidas sus novedades en el nuestro, como casi nos ocurre con este ‘Giants of All Sizes’ que llega dos años después de ‘Little Fictions’, sucesor a su vez del también notable ‘The Take Off and Landing of Everything’ de 2014, discos con los que remontaron el pequeño fiasco de ‘Build a Rocket Boys’ en 2011.

Convertidos en cuarteto desde 2016 por el abandono de su batería, vuelven a reclutar a Alex Reeves para las percusiones, parte fundamental de su propuesta, y siguen destacando por la emoción que transmite Guy Garvey con la voz y la intensidad de unas interpretaciones que saben combinar las orquestaciones y los coros con la electrónica y las programaciones desde un formato clásico de banda. Con retazos de rock progresivo y la inevitable sombra de Peter Gabriel alrededor, en esta ocasión rayan al nivel habitual y vuelven a entregar varios temas apreciables.

Con la sección rítmica a la cabeza Dexter & Sinister abre el disco imponente y dramática para dar paso a la romántica y bella Seven Veils, que funciona desde un sonido que remite a sus anteriores discos. El órgano rige en Empires, también rítmica a la vez que densa, y en la cálida The Delayed 3:15 suenan teclados y cuerdas de inicio y destacan los violines de cierre. Intensa y contundente White Noise White Heat se ensancha a base de coros y orquestación y Doldrums suena más liviana y beatle. De nuevo el romanticismo templa My Trouble a base de teclados y cuerdas y la coreada On Deronda Road es la más electrónica y atmosférica. Weightless, inspirada en el fallecimiento del padre y en el nacimiento del hijo de Garvey, supone un óptimo y bello cierre.

Producido y mezclado de nuevo por su teclista Craig Potter, la letras de Garvey contienen referencias personales y también a otras realidades actuales tanto a nivel mundial como británico (léase brexit). Nueve canciones de lenta digestión algunas, más directas otras, pero en su mayoría efectivas y notables, en esta novena referencia de estudio con la que insisten en los rasgos que mejor dominan y alcanzan con holgura el destacable nivel de sus dos últimos discos.

Messura llevan la épica a la noche logroñesa

9 de noviembre de 2019, Sala Concept, Logroño (La Rioja)

Había muchas ganas y expectación ante la presentación oficial de Animal de Messura y comienzo de la gira de esta disco. La Sala Concept logroñesa mostraba una importaba presencia de seguidores y seguidoras de la banda riojana, así como buena parte de lo que podríamos definir como escena musical riojana. Todo estaba a punto y la puesta en escena también era poderosa. La épica de Messura y sus himnos iban a sonar con contundencia, y vaya si lo hicieron. Pasadas las 22:00 horas de una lluviosa noche de sábado, Diego M. Continente, Germán Ruiz-Alejos, David Burgui y José Luis Arriezu subieron a un escenario para empezar a lanzar una canciones que eran coreadas por un público que estaba entregado desde el comienzo. Los de Messura sabían que no era el momento y se mostraron arrasadores. Tras la «Intro» del comienzo llegó una primera tanda de canciones que fueron sentando las bases de esa épica ya señalada con tres temas de su disco. Primero fue «Soma», luego «Mal» y después una «Virtud» que es una de sus canciones más conocidas y conseguidas, y que fue de las más coreadas, y que en directo todavía tuvo más fuerza.

A continuación, al escenario se subieron Sara Rodríguez, Marta León e Irene García, la sección de cuerdas que ha grabado también el disco y que destacaron entre las guitarras de Burgui y Continente. «Pescador», de su EP de 2017, «Dicotomía» y «Silencio», también de su primer trabajo, dieron paso a un «Horizontes» que también ganaba con respecto al disco. El concierto iba a toda velocidad, y Messura se iban encontrando cada vez más cómodos así que tocaba acelerar ante un público que coreó la potente «Mienten», una de sus mejores canciones, «Animal» y «Carnaval». Y el final se acercaba con «Invertebrados», la más coreada de la noche, y «Odisea», una épica ascendente que dejó con ganas de más.

No se puede poner ningún «pero» al concierto de Messura el pasado 9 de noviembre en el Concept. Fue el inicio de otra etapa de una banda que, como nos dijeron Continente y Ruiz-Alejos en «La Cara B» del «Hoy por Hoy» de Jorge Gómez del Casal de Radio Rioja – Cadena SER, va quemando etapas de forma muy rápida. El concierto en el Concept, donde mostraron una fortaleza y un poderío escénico que muestra todo el trabajo que hay detrás, puede considerarse el final de una etapa del viaje y el comienzo de otra. Por una parte, la celebración del esfuerzo llevado y de los logros conseguidos. Por otra parte, un mirar hacia delante, con nuevos retos que van a llevar a Messura a otras dimensiones. Hay equipo, talento y ganas.