‘Crazy’, el éxito y el paso atrás

29 Jul

Gnarls Barkley es (o fue) un dúo surgido de la colaboración entre dos talentosos músicos: el cantante Cee Lo Green y el productor Danger Mouse. Fruto de ello publicaron dos discos, ‘St. Elsewhere’ (2006) y ‘The Odd Couple’ (2008), siendo el primero el que les daría relevancia sobre todo gracias la canción de la que trata este artículo.

Inicialmente lanzada en solitario y a través de plataformas digitales, Crazy conquistó rápidamente las emisoras hasta alcanzar el número 1 en las listas de Reino Unido, donde fue el single más vendido del año 2006, y de gran parte de Europa. Y no es de extrañar porque el tema lo tenía todo para atraparte a la primera escucha: un ritmo pegadizo y una voz melódica que encandilaban de inmediato y cuya fama se extendió con tal fuerza y velocidad que, tras nueve semanas liderando las listas británicas, la banda decidió retirarlo de las tiendas ante el riesgo de saturación. Y así lo hicieron, aunque quizá era ya tarde, Crazy se había convertido en el hit del año.

Segundo tema de su disco debut ‘St. Elsewhere’, también era el de mayor potencial comercial, el más radiable y convencional dentro de un tracklist variado y de afán experimental. Inspirado en la música de los spaghetti western, influencia recurrente en Danger Mouse, desde sus primeros compases marca un ritmo grave y potente que contrasta con la voz versátil de Green para completar una canción de apariencia simple pero enormemente efectiva. El clip también tuvo una constante presencia en las televisiones y se hizo muy popular su juego de imágenes sobre manchas de tinta a modo de Test de Rorschach.

Tras este disco publicaron otro igualmente destacable aunque con menor impacto comercial y continuaron con sus respectivas carreras; Cee Lo Green grabando en solitario con moderado éxito y ejerciendo de jurado en la versión estadounidense de La Voz y Danger Mouse (Brian Burton) con su más que merecido papel de productor estrella para gente como Beck, The Black Keys, Gorillaz, Adele o los últimos discos de U2 o Red Hot Chili Peppers, además de desarrollar otros proyectos personales como el ‘Rome’ junto a Danielle Luppi o sus dos excelentes discos acompañado de James Mercer (The Shins) bajo el nombre de Broken Bells. De este modo lo que podría haber supuesto un terremoto en sus carreras quedó en un impulso de efectos controlados y su canción más emblemática como un hito en unas carreras que continuaron alejadas del conformismo.

 

Leave a Reply

Antes de enviar el formulario:
Human test by Not Captcha

Losrestosdelconcierto