Wyclef Jean tenía un plan pero lo cambió

27 Nov

En 1996 un trío de Hip Hop se convirtió en una de las revelaciones de la temporada. Eran Fugees y con su segundo, y último, disco llegaron al número 1 con ventas millonarias. Lauryn Hill, Wyclef Jean y Prass Michel facturaron The Score, un disco accesible y de grandísima calidad que contó con singles de calado como ‘Fu-Gee-La’ y ‘Ready or Not’ y versiones que se colaron en todos los sitios, especialmente el ‘Killing Me Softly’ de Roberta Flack y, en menor medida, el ‘No Woman, No Cry’. Su primer disco, Blunted or Reality (1994), había pasado muy desapercibido pero con The Score alcanzaron una visibilidad que pronto finalizaría cuando cada uno de sus integrantes decidió iniciar su carrera en solitario. Aquí hemos rendido homenaje en más de una ocasión a Lauryn Hill, para Los Restos del Concierto autora de uno de los discos de la década de los noventa, el The Miseducation of Lauryn Hill (1998). Pero ahora nos toca ocuparnos del debut de Wyclef Jean, un Wyclef Jean presents the Carnival que cumple veinte años y en el que todavía los Fugees seguían contando con un cierto espíritu comunitario.

Wyclef Jean había nacido en Haití y emigró a Estados Unidos cuando estaba entrando en la adolescencia. Sus orígenes siempre lo han acompañado hasta el punto de marcar su carrera musical ya que fue candidato a la presidencia de su país en 2010. La presencia de ciertos ritmos caribeños está en su música y ha habido discos suyos de claro carácter antillano. Sin embargo, para su debut en solitario Jean apostó por la mezcla de sonidos que se hacía presente en los Fugees. Allí había Hip Hop pero también Soul, sonidos más acústicos y versiones y revisitaciones de temas que pueden parecer lejanos en principio, y más en aquellos años, a los sonidos del Hip Hop. A Jean le salió además un disco que se iba a los setenta y cuatro minutos, con veinticuatro temas, muchos de ellos interludios de turno.

Para su debut se rodeó de numerosos colaboradores y colaboradoras, comenzando por sus compañeros Lauryn Hill y Pras Michel, Celia Cruz, The Neville Brothers, el habitual John Forté, entre otros muchos. Y de allí surgieron versiones como el ‘Guantanamera’, tremenda, o la no menos fantástica ‘We Trying to Stay Alive’ donde revisitaban el mítico ‘Stayin’ Alive’ de los Bee Gees. Y allí también estaba la delicada ‘Gone Till November’, un tema fantástico que en su vídeo contó con todo un Bob Dylan sentado junto a Jean en un aeropuerto con una cara muy de Dylan. Pero había más temas destacados como ‘Mona Lisa’, ‘Street Jeopardy’, ‘Yele’ en la que canta en francés, o el cierre con la también muy antillana ‘Carnival’. No es menos cierto que el disco también pecaba de un cierto barroquismo y que esos interludios pueden resultar un tanto pesados, pero el debut de Wyclef Jean fue su mejor disco en solitario, aunque no alcanzó ni de lejos el reconocimiento de los Fugees.

En ese 1997 los Fugees se separarían y cada uno iría por su lado, aunque hubo un encuentro breve entre 2004 y 2006. Jean siguió publicando discos pero cada vez fue perdiendo más presencia aunque no dejaba de sacar algunos buenos singles, pero que también fueron quedando en un segundo plano, eso sí, sin dejar de lado su tono político. Su último disco precisamente ha sido en 2o17 Carnival III: The Fall and Rise of a Refugee. También se convirtió en especialista en colaborar con otros artistas de todo tipo como Destiny’s Child, Santana, Gloria Estefan o Shakira, entre otros muchos. Curiosamente, también colaboró con una banda que pudo tomar el testigo de Fugees, pero salvando mucho las distancias, como fueron los Black Eyed Peas, pero me quedo con los Fugees de largo. Wyclef Jean podría haber seguido el camino comenzado por su debut pero decidió coger otros.

 

Tags: , , ,

Leave a Reply

Antes de enviar el formulario:
Human test by Not Captcha

Losrestosdelconcierto