Daft Punk, Pharrell Williams y Nile Rodgers siguen en los setenta con «Lose Yourself to Dance»

El año pasado, en nuestra sección veraniega de «Tengo un Hit», ya hablamos de la colaboración entre Daft Punk, Pharrell Williams y Nile Rodgers con «Get Lucky». Yo nunca había seguido con mucho detenimiento la obra de Daft Punk, la verdad, más allá de las canciones más masivas, cómo dejar de lado «Get Lucky», o esa imagen tan característica de Thomas Bangalter y Guy-Manuel de Homen-Christo con sus cascos. Pero estaba un día en una cafetería y estaba el vídeo de «Lose Yourself to Dance» y esa canción me pareció brutal. Luego, con los años, ya adquiriría el Random Access Memories (2013), un trabajo lleno de colaboraciones, comenzando por Nile Rodgers y siguiendo por Pharrell Williams, Julian Casablancas (The Strokes), Giorgio Moroder o Panda Bear, entre otros. Si el hit había sido «Get Lucky», «Lose Yourself to Dance» tenía todavía algo más. Y ese algo más puede ser interpretado como la nostalgia de la música disco con esos toques funkys a lo Chic, «marca de la casa» del gran Nile Rodgers. La canción invita al baile, obviamente, pero tiene un punto melancólico que se deja sentir incluso en el brillante estribillo, que se aleja de la exuberancia de «Get Lucky».

Estaba claro que Daft Punk, Rodgers y Williams tenían una joya entre manos. Además de estos dos temas, Rodgers también intervenía en la composición del tema que abre el disco, un «Give Back Life to Music» que te pone las pilas. Rodgers había triunfado con su propuesta elegante, incorporando las guitarras a la música disco, junto al fallecido Bernard Edwars, en los setenta con Chic, con canciones como «Le Freak», tema tremendo que marca una época, «Everybody Dance», «I Want Your Lover», etc. La estrella de Chic se fue apagando en los ochenta, aunque volverían en los noventa, aunque en 1996 fallecería Edwards. Rodgers desarrollaría una carrera en solitario, no muy extensa, pero mucho más amplia fue la de productor, incluso cuando estaba en Chic, trabajando con Sister Sledge, Diana Ross, Debbie Harry, David Bowie, Madonna, INXS, Duran Duran, Mick Jagger, Peter Gabriel, The B’52, David Lee Roth, etc., aunque ya en los noventa va declinando su trabajo, aceptando más canciones que discos, incluso se cuela Marta Sánchez (uffff). Por cierto, en septiembre Nile Rodgers & Chic regresarán con nuevo disco.

El caso es que Rodgers aportaba un toque especial que se deja sentir en un «Lose Yourself to Dance» que casi podría ser calificada de plagio de sí mismo, encajando en los discos de Chic de los setenta. Daft Punk, Williams y Rodgers lo clavan, la interpretación vocal de Williams es fantástica cantando en falsete la mayor parte del tema. La sección rítmica queda en un segundo plano, pero es fundamental, mientras que la guitarra de Rodgers se impone. La letra es una celebración de la música disco, la repetición del «Lose Yourself to Dance» es una constante, pero insisto en que el tema tiene una alegría melancólica. Una canción fantástica que tuvo dos vídeos, uno maravilloso, y nostálgico, compuesto por imágenes del programa de televisión Soul Train. Ya lo sabéis, «Lose Yourself to Dance».

Daft Punk no inventan la rueda pero se salen con ‘Get Lucky’

Lo confieso, tenía muy atravesados a Daft Punk. Ese rollo de los cascos, la música tampoco me seducía, en fin, allí estaban mis prejuicios. Pero tampoco es que el dúo francés había logrado dar un salto de calidad como el que iban a protagonizar en 2013. Vale, el ‘One More Time’ del Discovery (2000) era un temazo, pero lo que vendría con Random Access Memories (2013) sería un éxito global con un disco multipremiado y con Hits tremendos. Enfundados en sus cascos, como no, los franceses Guy-Manuel de Homen-Christo y Thomas Bangalter cogieron la música disco de los setenta, desde el Funk y el sonido de las discotecas norteamericanas hasta el ‘Eurodance’, para darle sus sonido y crear un disco fascinante. Como digo, me resistí, pero acabé cayendo por la calidad y lo adictivo que resulta un tema como el que nos ocupa, ‘Get Lucky’.

Y es que los de Daft Punk lo tuvieron claro. Si vamos a hacer unas canciones que recuerden a la música disco más elegante y molona de los setenta pues llamamos a uno de los padres de todo el invento, el gran Nile Rodgers, fundador de Chic y coautor de grandes Hits, destacando entre ellos ‘Le Freak’. Y, para completar el asunto nos traemos a una de las voces más características del sonido R&B y Neo Soul actual como es Pharrell Williams. Uno de los resultados: ‘Get Lucky’. Canción adictiva donde las haya, ‘Get Lucky’ no para de transmitir un buen rollo inmenso, una canción que te lleva a bailar directamente, esa guitarra de Rodgers marca de la casa, para eso estaba pensada, y que no pasa de moda. El estribillo es poderosísimo y la letra no da lugar a la imaginación, la verdad. Las influencias en el tema son muy explícitas, desde los propios Chic hasta un Stevie Wonder con el que harían una interpretación magistral en directo en los Grammy de 2014 donde Daft Punk fueron los grandes triunfadores.

Pero, no nos equivoquemos, Ramdon Access Memories es un disco tremendísimo, olvidaros de las voces robotizadas, con canciones como el inicio maravilloso y con un punto inocente de ‘Give Life Back to Music’, la cadencia de ‘Within’, o las barbaridades de ‘Instant Crush’, ‘Touch’ o ‘Fragments of Time’. Un disco por donde pasaron, además de Rodgers y Williams, Julian Casablancas (The Strokes), Paul Williams, Chilly Gonzales, Paul Williams, Todd Edwards, Panda Bear y el propio Giorgio Moroder. Y confesaré una cosa, soy más de la brutal ‘Lose Yourself to Dance’, pero nos quedamos con ‘Get Lucky’ que fue un Hit superlativo, y aquí viene la interpretación con un icono y mito como Stevie Wonder: